Mérida

La Muy Noble, Antigua, Grande y Leal ciudad de Mérida, título que ostenta con orgullo

está situada al oeste de España en Extremadura

al norte de la provincia de Badajoz y a menos de 70 kms de Portugal.

Es la capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Su importante conjunto arqueológico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993. Es la única ciudad en España designada como Conjunto Histórico-Arqueológico. Dos ríos atraviesan la ciudad, el Albarregas y el Guadiana. Sus habitantes se llaman emeritenses y os explico por qué. El nombre de Mérida proviene del latín, Emérita que significa jubilada o veterana. Fue fundada por el emperador Octavio Augusto en el año 25 a.C. con el nombre de Augusta Emérita, como una colonia romana para que se instalaran allí soldados veteranos o eméritos que tras haber participado en las guerras cántabras, se retiraban con honor. Fue la capital de la provincia romana de Lusitania. Durante esa época se construyó la mayoría de su conjunto monumental. Aún hoy en día se siguen encontrando restos arqueológicos y todavía quedan muchos terrenos por excavar. Durante varios siglos y hasta la caída del Imperio Romano de Occidente, Mérida tuvo una gran importancia como centro jurídico, militar, cultural y económico y fue catalogada como una de las nueve ciudades más importantes del Imperio, por delante de Atenas incluso. Posteriormente fue tomada por pueblos germánicos y después fue capital del Reino Visigodo. En esta época fue cuando el cristianismo se arraiga en la ciudad sobresaliendo las figuras de varios obispos llamados los Santos Padres de Mérida. En la Iglesia de Santa Clara se encuentra la colección más importante de escultura visigoda de la península. En el año 713 fue tomada por Musa Ibn Nusair, caudillo musulmán y pasó a denominarse Márida. Permaneció bajo dominio árabe hasta que en 1230 la conquistaran las tropas cristianas del rey Alfonso IX de León. En época de los Reyes Católicos, la contribución de la ciudad a la conquista y colonización de América fue muy relevante, un buen número de emeritenses viajaron hacia las Indias y fundaron entre otras, la ciudad de Mérida en Mexico y la Mérida de Venezuela. Posteriormente, con la invasión francesa, la ciudad también se vería perjudicada en su patrimonio histórico-artístico, que logró reponerse con el paso del tiempo. Ya en el siglo XX, gracias a contar con un gran nudo ferroviario, la ciudad se convierte en un importante centro industrial y comercial. En 1983 se la designa como capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Cuál es la mejor época para viajar a Mérida?

Mérida goza de un clima Mediterráneo con inviernos suaves y veranos calurosos. Los meses más fríos son diciembre, enero y febrero con temperaturas entre 13 y 3ºC. Los más calurosos son junio, julio, agosto y septiembre en los que se puede llegar a alcanzar los 40ºC. En cuanto a las lluvias, los meses más lluviosos son noviembre y diciembre y los más secos, julio y agosto. La mejor época para ir dependerá de tus gustos y de si eres más caluroso o más friolero, pero como norma general se puede decir que los mejores meses para visitar la ciudad sin pasar mucho frío ni mucho calor, serían abril, mayo y octubre con temperaturas máximas de 25ºC y mínimas de 11ºC.

Dónde alojarse?

Mérida tiene una amplia oferta de alojamientos que van desde los hoteles de 5 estrellas y casas rurales a los hostales o guest houses, todo dependerá de tu presupuesto. La mejor zona para alojarse es el centro histórico porque podrás recorrer caminando todos los lugares de interés. Si dispones de vehículo propio, podrás optar por alojarte a las afueras de la ciudad donde los alojamientos son más económicos, pero ten en cuenta que para visitarla tendrás que pagar o bien parking, o bien, si aparcas en la calle también tendrás que pagar (ORA) que funciona de lunes a viernes de 9:00 a 20:30 o 21:30 dependiendo de la temporada invierno/verano y los sábados de 9:00 a 14:00 (los domingos y festivos es gratuito todo el día).

Qué ver? Lo que no te puedes perder

  • ARCO DE TRAJANO
  • TEMPLO DE DIANA
  • PÓRTICO DEL FORO MUNICIPAL
  • ANFITEATRO
  • TEATRO ROMANO
  • CIRCO ROMANO
  • CASA DEL MITREO
  • ACUEDUCTO DE SAN LÁZARO
  • ACUEDUCTO DE LOS MILAGROS
  • PUENTE ROMANO SOBRE EL ABARREGAS
  • PUENTE ROMANO
  • ALCAZABA ÁRABE
  • PUENTE LUSITANIA
  • MUSEO ARTE ROMANO
  • MORERÍAS
  • PLAZA DE ESPAÑA (CATEDRAL DE SANTA MARÍA Y AYUNTAMIENTO)
  • IGLESIA DE SANTA CLARA

El tiempo necesario para visitar estos lugares sería al menos de 2 días completos. Como nosotros llegamos por la noche y solo disponíamos de 24h, hicimos nuestro propio TOP 17 que os detallo en el diario de viaje.

Diario de viaje

Día 1: Llegada a Mérida

Después de 3h30 de viaje llegamos a Mérida y fuimos directamente al alojamiento que habíamos reservado, el Parador de Mérida, nos salió completamente gratuito con los puntos que obtuvimos con nuestra estancia en el Parador de el Hierro. Para poder obtener puntos por las estancias, deberás registrarte previamente como “Amigo de Paradores”, algo sencillo que podrás hacer desde su web sin coste alguno. El parador está ubicado en un antiguo convento del siglo XVIII perfectamente acondicionado con instalaciones de calidad. Tiene piscina exterior, sauna y gimnasio así como un bar en el claustro donde poder tomarte algo en un ambiente muy relajado y tranquilo. También hay un restaurante al aire libre en otra terraza. Tiene parking privado, es de pago, pero teniendo la tarjeta Amigos de Paradores te hacen un descuento y sale por 14€ al día. Las habitaciones son clásicas, algo típico de los paradores y más si se ambientan en castillos o conventos, pero no les falta detalle y lo mejor es su ubicación, tienes a mano todos los sitios de interés y está en placita con bares y sitios de copas, que viene muy bien para tomarte algo, pero que no molestan para nada a la hora de dormir.

Parador de Mérida

Teníamos reservado para cenar en el restaurante De Tripas Corazón, que habíamos visto en Tripadvisor y nos había gustado porque además de tener una ubicación inmejorable, tenía muy buenas críticas. Tiene una amplia terraza para cenar o tomar algo justo enfrente del Templo de Diana, una de las joyas con las que cuenta la ciudad y para mí, mi preferida. La atención fue excelente, salieron a nuestro encuentro porque no lo encontrábamos, el trato durante toda la cena fue perfecto y la comida espectacular. Según ellos mismos dicen, hacen cocina tradicional con un puntito moderno. Probamos una de sus especialidades, las alcachofas con foie al Pedro Ximénez, exquisitas, un plato de quesos extremeños y de segundo sendos solomillos de ternera de retinta que se derretían en la boca de lo tiernos que eran, a mí que no me hace mucha gracia la carne, me encantó. Pedimos consejo sobre vinos y el camarero nos aconsejó un tinto de Extremadura que estaba espectacular, no recuerdo el nombre, pero en cuanto lo averigüe os lo pondré para que si váis no dejéis de probarlo. La cena para dos personas compuesta por 1 ración de alcachofas con foie al Pedro Ximénez, 1 plato de quesos extremeños, 2 solomillos de retinta, 2 cervezas y 1 botella de vino, salió or 88€ que pagamos muy a gusto porque quedamos completamente satisfechos por la atención, la calidad y las vistas. Justo encima del restaurante hay un pub con terraza con mejores vistas aún “Altos del Templo Lounge-Bar” y allí nos tomamos nuestros gin tonics.

Día 2: Visita de Mérida

Os describo la ruta que hicimos caminando desde el Parador:

1.- ARCO DE TRAJANO

Antes de nada tenéis que saber que no fue un arco triunfal y que tampoco estaba dedicado a Trajano. Este arco es parte de la monumental puerta que daba acceso al recinto sagrado que rodeaba un enorme templo de culto imperial. Es el arco central de una puerta de 3 arcos, los de los lados eran menores. Tiene una altura de 15m desde el arranque de las pilas. Actualmente no le queda nada del revestimiento de mármol y las inscripciones  que tuvo originalmente. Como curiosidad, se pueden ver los goznes de las puertas que cerraban este monumental arco.

2.- IGLESIA DE SANTA CLARA

La iglesia pertenecía al antiguo convento de Santa Clara fundado en 1602 y es de estilo barroco. En su interior alberga el Museo de Arte Visigodo, la mayor colección de este arte de la península ibérica.

Entrada libre

Horario:

  • Del 1 de octubre al 31 marzo
    De martes a sábado: 9:30h a 18:30h
    Domingo: 10:00 a 15:00h
  • Del 1 de abril al 30 septiembre
    De martes a sábado: 9:30h a 20:00h
    Domingo: 10:00 a 15:00h

3.- PLAZA DE ESPAÑA

Instaurada como tal desde la época de los Reyes Católicos. Se utilizó como mercado, como plaza de toros, como escenario para obras teatrales e incluso para ajusticiar. En este plaza se encuentra la Concatedral de Santa María, el Palacio de los Mendoza y la Casa de los Pacheco que actualmente forman el Hotel Mérida Palace, el Ayuntamiento, el Círculo Emeritense, el Palacio de la China y en el centro una fuente neobarroca de mármol, de finales del siglo XIX. Actualmente allí es donde se concentra la vida de la ciudad, en las numerosas terrazas de sus bares y restaurantes.

4.- TEMPLO DE DIANA

Se cree que se construyó bajo el mandato de Octavio Augusto. Es un templo de culto imperial ubicado en una gran plaza en la que aún se pueden ver resto del mármol de su pavimentación, los dos estanque que flanqueaban el templo y los muros que delimitaban la plaza. Esta en muy buen estado de conservación y esto se debe a que durante siglos sirvió de armazón al palacio del Conde de los Corbos, del que todavía quedan algunas partes. Precisamente en ese lugar está el centro de interpretación del Templo de Diana y su importancia en la época romana. Podemos saber cómo era este templo originalmente a través de una proyección, paneles informativos, piezas originales y réplicas.

ENTRADA CENTRO DE INTERPRETACIÓN 3€ (incluido si compras la entrada conjunta)

5.- PORTICO DEL FORO

Fue erigido en el siglo I a imagen y semejanza del Foro de Augusto en Roma.

Se trata de la esquina de un pórtico monumental del antiguo foro de Augusta Emerita. Todavía quedan algunos restos de mármol del que estaba íntegramente cubierto. Está ubicado en una plaza rodeada por un canal. Columnas corintias sujetando un ático decorado con medallones de Júpiter, Medusa y cariátides. En los muros podemos ver hornacinas con estatuas tanto de la familia imperial como de dioses y mitos ligados a la historia de Roma y a la familia de Augusto.  ENTRADA LIBRE

6.- ANFITEATRO

Según las inscripciones halladas en sus tribunas, este anfiteatro es del año 8 a.C. Aquí se realizaban juegos de gladiadores, cacerías de fieras, etc Tenía una capacidad de entre quince y dieciséis mil espectadores y la distribución de las gradas era similar a la de las del teatro. En tres de los ejes de esta elipse, se pueden apreciar 4 puertas monumentales que a través de amplios pasillos comunicaban el exterior directamente con la arena. El foso que se puede ver en la arena era donde estaban los pilares que sostenían el entarimado, bajo el cual se ocultaba todo lo necesario para el desarrollo de los espectáculos.

Los combates entre gladiadores generaban una gran espectación convirtiéndose estos en estrellas comparables a los futbolistas de nuestra época. Cuando salían vencedores, recibían como premio palmas, coronas de laurel y dinero, pero si lo que recibía como premio era una espada de madera, la rudus, se le permitía abandonar la gladiatura, pero como no sabían hacer otra cosa, muchos de ellos pasaban a ser entrenadores de otros glaciadores, como también pasa hoy en día con los futbolistas, e incluso algunos abrían su propio ludus, ya sabéis, una escuela de gladiadores.

Saliendo por la puerta opuesta, llegamos al recinto ajardinado que rodea el teatro romano. Y ahora sí, vamos a entrar al teatro

7.- TEATRO ROMANO

Se construye bajo el patrocinio de agripa, que era el yerno de augusto entre los años 16 y 15 a.C., cuando fue declarada capital de la Lusitania. Para los romanos, una ciudad de prestancia, debía de contar con un edificio para los juegos escénicos y el construído en augusta Emérita fue especialmente amplio, con capacidad para unos 6000 espectadores. Se distribuían en grupos de gradas de abajo a arriba según su rango social y a todas ellas se accedía fácilmente por las escalerillas. Cuando se iniciaron los trabajos de excavación en 1910, lo único que emergía era la grada superior de los siete cuerpos, lo que dio lugar a que los emeritenses llamaran a estas ruinas las Siete Sillas.

En el espacio semicircular, la Orchestra, podemos ver suelo de mármol que es fruto de una reforma posterior. El escenario o escena, originalmente era un entarimado bajo el cual se hallaban los artilugios de la tramoya. Justo detrás del escenario hay un muro de 30m de altura con dos cuerpos de columnas entre las cuales vemos estatuas de emperadores y dioses.

En un extremo está la Casa Basílica del Teatro que se cree que es parte de una iglesia donde se reunía una de las primeras comunidades cristianas.

Esta estatua, ubicada junto al teatro, representa y homenajea a Margarita Xirgú, gran actriz española del teatro clásico que en 1933 representó en este lugar la obra Medea dando así comienzo al afamado Festival de Teatro Clásico de Mérida.

ENTRADA TEATRO-ANFITEATRO : 12€

ENTRADA CONJUNTO MONUMENTAL COMPLETO: Teatro-Anfiteatro, Alcazaba, Circo, Morerías, Cripta Sta. Eulalia, Casa Mitreo-Columbarios, Casa del Anfiteatro y Templo de Diana: 16€

De aquí vamos a ver el Circo Romano que está a poco más de 1km, unos 15 minutos caminando.

8.- CIRCO ROMANO

A la entrada hay un pequeño museo donde nos explican que el circo se utilizaba para las carreras de cuadrigas y sus conductores, los aurigas, también llegaban a ser personajes famosos como los gladiadores.

Es uno de los circos más grandiosos y mejor conservados del Imperio Romano, mide nada menos que 403m de largo por 96.5m de ancho y su cabida se calcula que era de 30.000 personas. Los dos extremos de este rectángulo, uno en semicírculo era donde estaba la puerta por donde salían los aurigas vencedores y en el otro extremo era donde se encontraban las jaulas de salida de los carros. En los lados estaban las gradas que se disponían como las del teatro y en el centro de ambos lados había dos tribunas, una para el patrocinador del espectáculo y la otra, en frente, para los jueces. En el centro de la arena estaba la llamada Spina, que era un muro, sobre el que se ven grandes huecos donde estaban ubicados grandes estatuas y obeliscos. Las carreras tenían lugar alrededor de la spina.

ENTRADA: 6€ (INCLUIDO EN LA ENTRADA CONJUNTO MONUMENTAL)

9.- TERMAS Y ACUEDUCTO DE SAN LÁZARO

De regreso al centro nos topamos con las termas y acueducto de San Lázaro, eran unos baños públicos que se construyeron al principio del siglo II y estuvieron en funcionamiento hasta el siglo III. Constaba de una sala de vapor, dos piscinas de agua caliente y otra de agua fría. Conseguían el calor necesario a través de una cámara de fuego subterránea y paredes calefactadas. Estas termas se abastecían del agua que traía el acueducto y luego se evacuaban hacia el río Albarregas que está muy cerca.

Paramos para comer y descansar un poco en el restaurante “A de Arco” justo al lado del arco de Trajano. Lo recomiendo mucho, todo lo que comimos estaba muy rico, especialmente el gazpacho de cerezas del Jerte y el precio bastante ajustado.

10.- ACUEDUCTO DE LOS MILAGROS

Este colosal acueducto traía las aguas del pantano de Proserpina. Se cree que se erigió en los tiempos de la fundación de la colonia romana, pero se aprecia que fue reformado con posterioridad. Se conservan más de 800m, precisamente por esto, se le llama de Los Milagros, por la admiración que causaba en locales y forasteros su buen estado de conservación a pesar de los avatares del tiempo.  Fijaos en este detalle, un bello arco de sillares de granito resalta el lugar por donde corre el arroyo Albarregas. En el extremo norte contó con una piscina para depurar las aguas que también servía de fuente. Justo al lado encontramos el puente romano sobre el Albarregas.

11.- PUENTE ROMANO SOBRE EL RÍO ALBARREGAS

De él partía la calzada que conducía hasta Astorga, conocida como Vía de la Plata, aún se conservan algunos tramos al norte de la ciudad. El puente está compuesto de cuatro arcos de medio punto. Mide 6.5m de alto, 145m de largo y 8m de ancho, que permitía el paso de dos carros holgadamente.  

VISITA LIBRE AMBOS MONUMENTOS

De aquí continuamos hacia el Parque del Río Guadiana para ver la desembocadura del Albarregas y luego iremos de puente en puente…

12.- PARQUE DEL RÍO GUADIANA

Es un parque de casi 2kms de largo que va desde la desembocadura del Albarregas al Guadiana hasta el Puente Romano de Mérida. Paseando a la vera del río se pueden ver un buen número de aves, entre las que podemos encontrar, cormoranes, garcillas bueyeras, cigüeñas y gaviotas reidoras. Además es un recorrido ideal para disfrutar de la vista de los tres puentes más importantes de Mérida, así que vamos de puente en puente …

13.- PUENTE DE HIERRO SOBRE EL GUADIANA

Fue inaugurado en 1883 como parte de la línea ferroviaria Mérida-Sevilla

14.- PUENTE DE LUSITANIA

Sobre el río Guadiana. Mide 480  metros de longitud. Fue diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava e inaugurado en 1991. Tiene tres vías, una para cada sentido de tráfico rodado y otra sobre elevada para peatones.

15.- ALCAZABA ÁRABE

Esta alcazaba es la más antigua de la península y se construyó ya en la época musulmana por el emir omeya Abderramán II en el año 835. Este recinto fortificado tuvo varias finalidades, fue residencia del gobernador, sede de dependencias administrativas omeyas y sobre todo hacía de filtro para el acceso a la ciudad desde el puente romano.

Estaba rodeada de un gran foso salvo por el lateral que da al río Guadiana. Sus muros miden 2.70m de altura. Una de sus puertas da acceso a la ciudad y la otra al recinto de la alcazaba. En el patio hay restos arqueológicos de la época romana como la calzada principal de la ciudad y cimientos de la muralla. En el interior hay un aljibe sobre el que se ubicó una mezquita de la que se conserva la planta posteriormente convertida en iglesia. En otras áreas excavadas de la alcazaba encontraron restos de antes de su construcción, como una calle y una vivienda romana y un tramo de muralla.

Entrada: 6€ (incluida si compras la entrada completa)

16.- PLAZA DE ROMA

Esta plaza, frente al Guadiana y al Puente Romano, se construyó especialmente en 1997 para albergar una réplica de la loba capitolina, la loba que amamantó a Rómulo y Remo y fue un regalo de la ciudad de Roma a Mérida, en otro tiempo, Augusta Emérita.

17.- PUENTE ROMANO DE MÉRIDA

El puente es de la época de la fundación de la ciudad y está sobre el río Guadiana, que originalmente se llamaba Anas y en tiempos de la ocupación árabe se le añadió el prefijo Guad que significa río. Este puente es uno de los más largos de la antigüedad y tuvo una importancia estratégica tanto para el comercio como para las guerras que ha presenciado. Tiene casi 800m de largo y 60 arcos de medio punto. Ha tenido que ser restaurado varias veces debido tanto a las batallas como a las venidas del río. En el siglo XVII se le añadieron descendederos para acceder a la isla

CONCLUSIÓN

Nos han faltado cosas por ver, pero así ya tenemos excusa para volver a esta preciosa ciudad que nos ha encantado no solo por sus muchos monumentos, también por su gastronomía, su ambiente y la amabilidad de su gente. Recomiendo totalmente hacer una escapada a esta histórica ciudad.

Puedes ver el vídeo de Mérida pulsando sobre la foto

Publicada el
Categorizado como España, EUROPA

Por Los Viajes de Gema

Viajera incansable ... Los Viajes de Gema nació con la intención de ayudar a todos los viajeros a planificar sus viajes. No pretendo hacer un reportaje de cada lugar que visito, sino ofrecerte información para que puedas planificar el tuyo, días necesarios, qué da tiempo de ver cada día, qué documentación necesitas, hoteles, restaurantes y todo aquello que pueda ser práctico, anécdotas, curiosidades y consejos... y si eres de los que no viajan, podrás conocer buena parte del mundo desde tu sofá. BUEN VIAJE!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *