Está situada en la parte central de Sri Lanka y forma parte del llamado Triángulo Cultural, que comprende la zona donde se encuentran los lugares culturales del país que son Patrimonio de la Humanidad.

Es una de las antiguas capitales del país después de Anuradhapura y antes que Kandy. Fue capital durante doscientos años, entre los siglos XI y XIII d.C. Durante esta época estuvo gobernada por tres reyes, Vijayabahu I, Parakramabahu el Grande y Nissanka Malla.

Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1982. Un lugar que no puedes perderte si visitas el país.

¿Cómo llegar?

Lo mejor es hacer base en Sigiriya o Habarana y desplazarte desde allí a conocer todos los lugares de interés como Polonnaruwa que está a 1 hora en coche. Solo te interesa hacer noche en Polonnaruwa si luego vas a seguir hacia la costa este. Como ya dije en los artículos anteriores sobre Sri Lanka, la mejor opción para moverse sin perder tiempo y además cómodamente, es contratar los servicios de vehículo con conductor, no es caro y te alegrarás de haberlo hecho.

Precio de la entrada y horario

El precio de la entrada para adultos es de $25 o su equivalente en rupias, la mitad para los niños hasta 12 años. No se puede pagar con tarjeta de crédito.

Consejos para visitar Polonnaruwa

  • Pashmina o pareo para cubrir hombros y rodillas
  • Calzado que puedas quitar y poner fácilmente porque tendrás que descalzarte en varios lugares.
  • Calcetines si no quieres caminar descalzo
  • Gorra o sombrero y protector solar
  • Agua y algo de picar, aunque encontrarás puestos donde comprar bebidas frescas.

¿Cómo recorrer Polonnaruwa?

Es bastante extensa, para trasladarte de un sitio a otro puedes hacerlo en coche o en bicicleta, aunque debido al calor, resulta más práctico hacerlo en coche. Las bicicletas se alquilan al lado del acceso principal y hay que regatear el precio. Junto a las taquillas encontrarás un buen número de personas que se ofrecerán para hacer de guía, no son caros y puedes optar por ellos o por llevarte un libro e ir leyendo la historia porque sinceramente, si no, solo verás edificios sin enterarte de la historia que albergan. Aunque vayas con un conductor, no tienen permitido hacer de guía en los sitios arqueológicos ya que disponen de sus guías oficiales.

Horario: 09:00 -18:00 todos los días.

Recorrido

El primer sitio que se visita es el Complejo Pothgul Viharaya, cuyo nombre significa, complejo de biblioteca y monasterio y fue construido durante el reinado de Parakramabahu I. Todo el complejo se encuentra rodeado de una exuberante vegetación.

Complejo Pothgul Vihara

Al entrar al recinto, hay que dirigirse a la izquierda para ver la estatua del rey Parakramabaju I, llamado el Grande porque fue el gran arquitecto de Polonnaruwa. Construyó sistemas de riego, canales, grandes embalses y hospitales, consagró monumentos religiosos y embelleció la capital. Reinó en el país en el siglo XII (1153-1185 d.C.) durante más de 30 años.

Ten en cuenta que no está permitido hacer fotos de personas con la estatua.

Después hay que seguir caminando unos 200 metros hasta que encontremos el complejo de la biblioteca y el monasterio. Es el más antiguo de todo Sri Lanka. Sobre la planta cuadrada, en el centro, hay una estructura circular que se cree fue el área donde se almacenaban los libros. En las cuatro esquinas del edificio hay cuatro pequeñas estupas y una cámara para los monjes que residían allí, de la que solo se conserva esta estructura de columnas de piedra que se ve en la foto.

A continuación volveremos al coche o a la bici, si optaste por esta opción, para dirigirnos a la segunda parte de la visita.

Palacio de Parakramabahu I

Fue residencia del que fuera el principal monarca de Polonnaruwa. Las ruinas del enorme edificio muestran unos muros inmensos que se cree sostuvieron 7 pisos y albergaron un buen número de cámaras.  Alrededor del palacio principal quedan restos de más edificios donde vivían los ministros, soldados y sirvientes. A pesar de que el palacio fue incendiado por los tamiles al final de la era Polonnaruwa y de la erosión de la propia naturaleza durante más de 800 años, aún se puede apreciar la grandeza que tuvo que tener.

Sala de Audiencias

Situada frente al palacio, era el lugar donde el rey Parakramabahu, rodeado de su séquito y consejeros recibía a sus súbditos. En la entrada, antes de la escalinata, encontramos la simbólica Piedra de Luna, que suele estar en la entrada de la mayoría de los edificios de la época. Simboliza el Sámsara o ciclo de la vida. El edificio se asienta sobre tres plantas de piedra sólida. Los bordes de la primera están decorados con figuras de elefantes, cada una en una postura diferente, grabadas en la roca. La segunda, con figuras de leones y la tercera con imágenes de «Wamana».

La entrada está presidida por dos magníficos leones esculpidos en piedra y tras ellos, 48 columnas de piedra dispuestas en cuatro filas.

Piedra de Luna

A la izquierda de la Sala de Audiencias y tras bajar un tramo de escalones de piedra, encontramos el estanque real.

Kumara Pokuna

Este estanque está construido con losas de piedra bellamente colocadas de manera cruciforme. Fue utilizado durante el período del rey Parakramabahu (1153-1186) para los baños, como una piscina. En el lateral de este depósito quedan restos de los vestuarios.

El agua proviene de un pozo junto a la muralla de la ciudadela, llega hasta aquí a través de un pasaje subterráneo y cae al estanque a través de unos conductos que tienen forma de boca de dragón.

Volvemos hacia la Sala de Audiencias y enfrente vemos unas escaleras de piedra que suben al Cuadrángulo, Dalada Maluva, considerado como, la Ciudad Sagrada de Polonnaruwa por los edificios budistas que alberga y especialmente porque custodió la reliquia del Diente de Buda mientras la capital estuvo allí. Todos edificios de este cuadrilátero eran santuarios para la reliquia del diente de Buda o estaban relacionados con su culto

Vatadage

Es, sin duda, el edificio más vistoso de este cuadrángulo. Se cree que, en un principio, aquí estuvo la reliquia del Diente de Buda. Tiene forma de círculo abierto en cuatro lados, representando los puntos cardinales, cada uno de los cuales está presidido por una estatua de Buda sedente, en estado de meditación. En el centro hay una pequeña estupa. Este templo estuvo cubierto por un techo de madera sobre las columnas de piedra y se cree que estaba recubierto por tejas.

La Piedra de Luna a su entrada, se considera como la mejor conservada de Polonnaruwa. Junto a ella las Apsaras o ninfas, bailarinas de la corte divina. Cada escalón está bellamente tallado con figuras y en sus costados las piedras de guardia. La entrada de todos los templos budistas antiguos generalmente está adornada con una piedra lunar, dos piedras de guardia y un par de balaustradas a los lados de los escalones.

Estatua de Bodhisattva

Justo delante del Vatadage está esta estatua que no está claro si se trata del rey Nissanga Malla o de un Bodhisattva, que es cualquier persona que abrace el budismo en busca de la iluminación tanto para beneficio de él, como de toda la humanidad.

Nissanka Latha Mandapaya

Fue construido por el rey Nissanka Malla. La característica más importante de este edificio es la forma y las tallas de los pilares de piedra. Estos pilares están tallados en forma de tallo de loto y están curvados en tres lugares. La parte superior de los pilares toma la forma de una flor de loto.  En el centro hay una pequeña estupa. Todo el edificio está rodeado por una cerca hecha de piedra.

Enfrente se encuentra el Thuparama

Thuparama

La Casa de la Imagen de Thuparama, es uno de los pocos edificios en los que se puede ver un tejado completamente hecho de ladrillos. Casi todo el edificio ha sobrevivido milagrosamente más de 900 años. El tejado tiene forma semicilíndrica. No se conoce el nombre original de esta casa de la imagen, por lo que tampoco se sabe quién fue su constructor. Se cree que fue construida por un ministro del rey Parakramabahu (1153-1186) llamado Mahinda para albergar la reliquia del diente. Otra creencia es que lo construyó el rey Vijayabahu I (1070-1110).

Los muros de este edificio tienen unos 2 metros de grosor y en su interior se conservaba una gran estatua de Buda sentado. Hoy no queda nada de esta estatua. Se dice que los ojos de esta estatua de Buda estaban incrustados con piedras preciosas y las ventanas estaban diseñadas de tal manera que la luz del sol se reflejaba en estas piedras e iluminaba todo el interior.

Justo enfrente encontramos el Atadage

Atadage

Fue la casa de la reliquia del Diente de Buda construida por el rey Vijayabahu I (1070-1110). Este edificio está construido sobre 54 pilares de piedra. La reliquia del diente se conservaba en el segundo piso, probablemente hecho de madera. El acceso al segundo piso es a través de una escalera de granito. De esta escalera, que conducía a la cámara superior del edificio, quedan pocos peldaños. En la parte inferior había tres estatuas de Buda, de las que hoy sólo queda la del centro. También se cree que este es el único edificio que se conserva del rey Vijayabahu I. «Ata» significa ocho, por eso se cree que se llama así porque fue hecho en 8 días, lo que era posible porque se construyó utilizando partes de otros edificios de la época, por ejemplo la Piedra Lunar que se trajo de Anuradhapura o bien porque albergase ocho reliquias, incluida la reliquia del diente principal, La piedra lunar es un buen ejemplo.

En paralelo al Atadage encontramos el Hatadage

Hetadage

Es un santuario antiguo que albergó la reliquia del Diente de Buda durante el periodo del reino de Polonnaruwa hasta su traslado a Kandy al final de este. Se cree que estaba alojada en la planta superior del edificio, los escalones de piedra para llegar a él todavía se pueden ver aquí. En la planta baja se pueden ver restos de tres estatuas de Buda de pie.

«Heta» significa sesenta, por eso hay dos teorías, una que dice que se construyó en 60 días y otra que dice que albergó 60 reliquias.

A la derecha podemos del Hatadage podemos ver el Gal Potha o libro de piedra.

Gal Potha

Gal Potha (Libro de piedra) es una de las obras famosas del rey que sucedió a Parakramabahu I, Nissanka Malla (1187-1196) en la que se describe a sí mismo, su gobierno y la elegibilidad para ser rey de Sri Lanka. Esta enorme losa que mide 8 metros de largo y 1,4 metros de ancho. Fue traída desde el área de Mahiyanganaya por los súbditos del rey Nissanka Malla. El texto está escrito en 3 columnas y contiene más de 4300 caracteres en 72 líneas. Hermosas tallas de dos filas de gansos (Hamsa) forman el borde del costado de la roca. Entre este diseño en el centro hay una figura sentada tallada de la Diosa Lakshmi sosteniendo dos flores y dos elefantes echándole agua de un recipiente.

A la derecha de Gal Potha, un poquito más atrás, encontramos Sathmahal Prasadaya

Sathmahal Prasadaya

Se cree que este edificio piramidal de siete pisos, llamado Sathmahal Prasadaya, es una estupa de forma inusual construida durante el periodo de Polonnaruwa (siglos XI-XIII). Se conocen cuatro estupas de forma cuadrada en Sri Lanka, pero esta es la más popular. El edificio tiene cuatro entradas por cuatro lados. También hay una escalera para llegar a los niveles superiores. No se tiene constancia de su nombre original, quién lo construyó o su finalidad. Está hecho de ladrillo y tiene más de 9 metros de altura.

Volvemos al coche para hacer nuestra siguiente parada a poco más de 2 km.

Rankoth Vehera

Rankoth (Rankot) Vehera (Goldern Pinnacle) estupa, es la estupa más grande de Polonnaruwa y la cuarta estupa más grande del país después de las de Anuradhapura. Construida por el rey Nissanka Malla, tiene 55 metros de altura y 185 metros de circunferencia. Hay una inscripción en una roca al este de la estupa que describe cómo el rey Nissanka Malla supervisó el trabajo de este templo sentado allí.

Está hecha completamente de ladrillo y se cree que estaba totalmente recubierta de oro. Se construyó según la tradición de las estupas de Anuradhapura y de hecho se parece mucho a la estupa Ruwanwelisaya. Cuando se redescubrió Polonnaruwa, la estupa estaba cubierta de vegetación y aparentaba ser un monte.

Para recorrer las pagodas, dagobas o estupas, los tres nombres valen, hay que ir bordeándolas en el sentido de las agujas del reloj.

Recorremos otro trayecto de menos de 1km en coche y llegamos a Lankatilaka

Templo Lankatilaka

Construcción de ladrillo, de paredes muy altas y sin techo que alberga una figura de Buda decapitada de 12 metros de altura.

De los dos pilares de la entrada, el más alto mide 18 metros, pero se cree que fueron el doble de altos y que el edificio tuvo cinco pisos. Las dos escaleras que hay están pensadas para que haya que subirlas de lado y así nunca se le de la espalda a Buda, en señal de respeto.

Volvemos al coche y recorremos 1km aproximadamente para llegar a la última parada de nuestra visita a Polonnaruwa y para mi la mejor, Gal Vihara. Desde donde se aparca el coche, se llega caminando por un frondoso camino que bordea un precioso lago.

Las banderas budista que se pueden ver en todos los lugares sagrados, simbolizan la paz y la fe. Está formada por 5 colores, todos ellos con su significado. El azul, que emanó del cabello de Buda, simboliza la Compasión Universal por todos los seres vivientes, el amarillo, que irradió de su piel, simboliza el Camino medio que conlleva al balance y liberación, el rojo, irradiado de su carne, representa la bendición de las enseñanzas de Buda, el blanco, que se desprendió de los huesos y dientes de Buda, simboliza la liberación y pureza de sus enseñanzas; la pureza del Dharma y el naranja, que emanó de sus palmas, talones y labios, representa la inquebrantable Sabiduría de las enseñanzas de Buda.

Los colores en su conjunto, simbolizan la verdad que contienen las enseñanzas de Buda.

Gal Vihara

Su nombre significa «santuario excavado en la roca» y es una de las antigüedades más impresionantes de Sri Lanka. Fue en 1820 cuando el teniente Fagon, atravesando la jungla en busca de la ciudad perdida de Polonnaruwa, descubrió una gran roca, de 9m de alto y 24m de ancho, de la que sobresalían tres figuras de Buda de dimensiones colosales, en las posturas habituales, sentado, de pie y reclinado. Se cree que las figuras estaban cubiertas de oro en los primeros años.

Si miramos el conjunto de frente, a nuestra izquierda vemos a Buda sentado sobre un loto en estado de meditación. Su rostro refleja la paz y la serenidad que se contagiará si lo observas. Detrás, la roca está decorada con tallas de Vimanas (edificios de planta circular que resguardan el «sancta sanctórum» de todo templo)

A la derecha de Buda sentado hay un pequeño templo cuya entrada está flanqueada por dos pilastras a cada lado excavadas en la roca. La antigua puerta de madera se encontró en buen estado de conservación. Dentro hay una figura de Buda en su trono rodeado de muchas manos y muchas cabezas, sus asistentes. El recinto es estrecho, de techo bajo pintado con adornos rojos.

A continuación, una estatua de Buda de pie representando su segunda iluminación, aunque hay quien piensa que pudiera ser su discípulo, Ananda, asistiendo consternado al lugar de fallecimiento de lord Buda, lo que sería muy posible por la expresión de tristeza de su rostro. La estatua tiene 7m de alto y se cree que fue hecha por un rey posterior a Parakramabahu I que fue quien realizó el resto del conjunto.

La figura yacente de Buda sobre una flor de loto, es la más impresionante para mi. Mide 14m de largo y hay que fijarse en cada uno de sus detalles. El hecho de que sus pies estén uno ligeramente detrás del otro, que los dedos de estos no estén colocados de la misma manera y que el lóbulo de la oreja caiga a lo largo del cuerpo, son signos de que no representa lord Buda descansando sino en el Parinirvana, el último Nirvana antes de morir.

Su rostro, recostado sobre su mano derecha, refleja la serenidad absoluta y es digno de contemplar en silencio con el mayor de los respetos.

El Reino de Polonnaruwa terminó en 1215 por una invasión desde el sur de la India. Al caer el reino, se abandonó y la ciudad fue ocultada por la maleza. Fue en 1903 cuando comenzaron los trabajos de excavaciones que hicieron redescubrir la ciudad.

Conclusión: Me encantó y considero que la visita a Polonnaruwa es un imprescindible en todo viaja a Sri Lanka.

Antes de volver a Habarana, paramos para comer, aunque ya era bastante tarde, en el restaurante Jaga Food, a menos de 7kms. Nos encantó. Es un restaurante en plena naturaleza, en un entorno increíble. Sirven comida tradicional cocinada en horno de leña y todas las frutas y verduras provienen de su propia huerta, que también se puede visitar. El menú es baratísimo, unos 5€ y está realmente bueno.

Y para poner la guinda a este completo día, vimos una preciosa puesta de sol junto al Buda y lago de Giritale.

Buda y lago de Giritale

El lago Giritale fue el tanque de agua más profundo del país en la época de Polonnaruwa. Se cree que fue construido en el siglo VII d.C y renovado por el rey Parakramabahu I en el siglo XII, posteriormente ha tenido más renovaciones, la última en 1952.

El Buda de Giritale es una réplica de el de Aukana, no tiene tanta historia, pero resulta aún más bonito por estar a orillas del lago.

Otras excursiones en el Triángulo Cultural:

Conoce más sobre Sri Lanka, requisitos de entrada, cuándo ir, cuántos días hacen falta para conocerlo, qué ver, itinerario y distribución de los días, dónde alojarse, qué comer y dónde, qué meter en la maleta y consejos prácticos…

Puedes ver el vídeo pinchando en la foto –>

Espero haberte ayudado a preparar tu viaje a este precioso país. Puedes dejarme un comentario si te ha gustado o si tienes alguna duda. Muchas gracias y buen viaje!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *