Pertenece a la Comunidad Autónoma Castilla – La Mancha y la provincia está formada por 10 comarcas.

Fue la capital de España en la época visigoda y también en el  siglo XVI en tiempos de Carlos I de España y V de Alemania fue la capital del país hasta que en 1561, ya con Felipe II la capital se trasladó a Madrid.

Se la llama la Ciudad de las Tres culturas porque en ella convivieron árabes, cristianos y judíos. Esto propició una variedad de obras de arte y monumentos de las diferentes culturas, hecho que más tarde atrajo a diversos y famosos artistas como Benito Pérez Galdós, El Greco,  Juan  de Herrera, etc. Todos dejaron una rica herencia por la que Toledo fue declarada Patrimonio de la Humanidad

Está rodeada por el río Tajo excepto la parte norte que está la muralla que es de origen musulmán. El río tuvo un papel crucial en Toledo puesto que le proporcionaba agua, pesca y además defensa ante posibles ataques.

Actualmente hay unas escaleras  mecánicas para acceder a la parte alta de la ciudad, la parte medieval. Allí hay una oficina de turismo.

¿Cómo llegar?

Desde Madrid, a parte de en coche privado, claro está, se puede llegar a Toledo en el tren de alta velocidad AVANT desde la estación de Atocha. Tarda 33 minutos, salen cada hora y cuesta unos 14€. Es conveniente sacar el billete el día anterior. Desde la estación de Toledo puedes llegar andando al centro subiendo por unas escaleras mecánicas que te llevarán a la Plaza de Zocodover.
Otra opción más barata es coger un bus de la compañía ALSA en el Intercambiador de la Plaza Elíptica que te llevará, cerca de las escaleras mecánicas de la Plaza de Zocodover, en 50 minutos por 5,5 euros o 10 euros, si compras ida y vuelta.

¿Dónde aparcar?

Lo más recomendable es dejar el coche en el parking gratuito que hay frente a la estación de autobuses. Desde allí hasta el centro se llega andando en apenas 15 minutos, gracias a las escaleras mecánicas.

¿Dónde alojarse?

Hay infinidad de hoteles y hostales de todos los presupuestos entre los que podrás elegir. Si no vas en coche te recomiendo elegir un alojamiento lo más céntrico posible, pero si vas en coche te recomiendo algún hotel no tan en el centro y que tenga buenas vistas, por ejemplo, la zona de los Cigarrales desde donde tendrás vistas espectaculares al río Tajo y a la ciudad.

Nosotros nos alojamos en el hotel Eurostars Palacio de Buenavista, un 5* en el que encontramos una oferta buenísima y que sin duda merece la pena porque es precioso. Se trata de un palacio del Siglo XVI de estilo renacentista italiano que dicen fue diseñado por el Greco. Cuenta con spa y piscina exterior. Podéis verlo con detalle en el vídeo del que os pongo el link al final.

¿Cómo moverse?

Toledo es una ciudad para patearla y pasearla, pero si no puedes o no quieres, dispone del llamado Bus Toledo City Tour con diferentes recorridos y precios. Tienes más información aquí

Leyendas de Toledo

LEYENDA DEL POZO AMARGO

En la calle Pozo Amargo hay un pozo que recibe ese nombre por una leyenda que cuenta que las aguas del pozo se volvieron amargas a consecuencia de las lágrimas que la joven Raquel derramó sobre él llorando la muerte de su amado. Parece ser que Raquel, joven judía, era cortejada por un joven cristiano que todos los días se apostaba junto al pozo para contemplar el  balcón donde vivía su amada. Un día el padre de ella lo descubrió y al no aceptar esa relación,  bajó y mató al joven  bajo la mirada de la chica, que desconsolada todos los día acudía a llorar junto en el pozo, hasta que un día le pareció ver la cara del joven en el fondo y se lanzó a él pereciendo también. Podrás encontrar esta plaza a 200m de la Catedral.

PLAZA DEL POZO AMARGO

LEYENDA DE HÉRCULES EN TOLEDO

Cuenta la leyenda que Hércules hizo, de las cuevas que horadan el peñón rocoso de Toledo, su lugar donde poder enseñar la magia a todas aquellas personas que así lo desearan. Cuando Hércules tuvo que abandonar la ciudad, dejó dicho que nadie podría entrar a ese lugar porque, si alguien osase a hacerlo, una gran maldición caería sobre estos reinos. Todos los reyes que fueron pasando por Toledo, mandaron colocar candados para que nadie entrase al interior de ese mágico lugar. Pero, uno de esos reyes, no lo hizo, Don Rodrigo, conocido como “el rey usurpador”, se aventuró a romper los candados para entrar a ese lugar y comprobar si eran verdad todas las historias que de ese lugar se contaban. Se decía que allí estaba la mesa del Rey Salomón, el Arca de la Alianza, el Santo Grial…

Dice la leyenda que, después de llevar un tiempo caminando por sus galerías, y viendo cómo mucho de sus caballeros desaparecían en la oscuridad de la cueva, él logró llegar a una pequeña estancia donde, muy bien colocado, encontró un pequeño cofre. Don rodrigo se atrevió a abrirlo pero no contenía ningún tesoro, solamente un pergamino Al desenrollarlo, pudo comprobar algo que le llamó la atención: allí aparecían una serie de personas dibujadas. No tenían casco, sino turbante, no vestían cota de malla sino un sayal y, lo más llamativo, era la forma de la espada que portaban en sus manos: una espada en forma de media luna. Eran musulmanes. Y, debajo de todo aquel dibujo, una inscripción que decía: “maldito seas, oh Rey que, por haber entrado a este lugar, los aquí dibujados conquistarán tu reino para siempre”.

Don Rodrigo, asustado, salió huyendo del lugar y un gran pájaro negro, soltó un tizón que abrasó y hundió aquel lugar para siempre.

Efectivamente, al poco tiempo, Don Rodrigo, cayó vencido a manos de los musulmanes en la famosa batalla de Guadalete, provocando que Toledo cayeses bajo la dominación musulmana casi cuatro siglos.

LEYENDA DEL CRISTO DE LA VEGA

Esta leyenda me la contó mi madre cuando era pequeña, por lo que la recuerdo con mucho cariño. Zorrilla popularizó esta leyenda en un precioso poema que cuenta la historia de Diego Martínez e Inés de Vargas. Antes de marchar a la guerra, en esta ermita, Diego hizo el juramento a Inés de desposarla a su vuelta. Cuando años más tarde regresó, se negó a casarse con ella, olvidando su juramento. Inés reclamó justicia y puso como testigo al Cristo de la Vega. Jueces y notarios bajaron a la ermita y a las preguntas del juez, el Cristo bajó su brazo derecho y posó su mano sobre la Biblia que le presentaba el juez, dando así testimonio de la veracidad del relato de Inés y desmintiendo al perjuro Diego. Leyenda o no, la historia es muy bonita, no creéis? La Iglesia del Cristo de la Vega se ubica extramuros y la mejor manera de llegar es en coche o taxi.

Cristo de la Vega

Curiosidades

  • Callejones robados, había unas 70. El  clero ponía puertas de rejas en los callejones colindantes a las iglesias o los que estaban entre dos edificios de su propiedad, convirtiéndolos así en privados. Pero esto no lo hizo solo el clero, también los vecinos lo practicaron hasta hace no mucho. Ante esto, el ayuntamiento decidió poner placas que aún se pueden ver donde pone Esta calle es de Toledo, para que ni la Iglesia ni los particulares pudieran cerrar las vías públicas. Todavía quedan algunos, fíjate bien cuando pasees por el centro, como por ejemplo en la calle de la Plata y en el callejón del infierno.
  • Los Cobertizos, Son construcciones a cierta altura, que servían para comunicar dos edificios. Es algo muy característico del centro histórico de Toledo. Ejemplos de ellos son los cobertizos de Santa Clara, del Pozo Amargo, de Doncellas y el de Santo Domingo el Real, que tiene una enorme cruz a la mitad del cobertizo.
  • Calle del Hombre de Palo, El hombre de Palo era una especie de autómata de madera creado por Juanelo Turriano en el siglo XVI. Parece ser que el autómata paseaba por esta calle pidiendo limosna y cuando la moneda caía en su hucha, hacía movimientos y reverencias que dejaban a todos boquiabiertos. Se cree que la Inquisición vio en él un ser demoníaco, por lo que pereció en la hoguera. En la tienda Artesanías Medina, hay una réplica del Hombre de Palo y en la calle hay una placa. Está ubicada entre la plaza del Ayuntamiento y la plaza de Zocodover.
  • «A buenas horas mangas verdes» seguramente habréis oído esta expresión muchas veces y no sabréis exactamente a que se refiere, pues bien, en Toledo se formó en la Edad Media la llamada Santa Hermandad de Toledo, una especie de cuerpo policial que vestía de verde y que duró nada menos que tres siglos, pero que en sus últimos tiempos perdió mucha eficacia. Cuando se cometía un delito llegaban tarde y el delito quedaba impune, por ello se hizo popular que cuando llegaban la gente les dijera «A buenas horas mangas verdes»
  • «Pasar una noche toledana» Este dicho también lo habrás oído muchas veces, cuando alguien pasa una mala noche se dice que ha pasado una noche toledana, verdad? Pues nos explicaron de donde viene este dicho. Parece ser que tiene su origen a finales del siglo VIII cuando los nobles muladíes (ciudadanos andalusíes de origen visigodo o hispanorromano convertidos al Islam) que habitaban en Toledo decidieron rebelarse contra Córdoba y reconocer otro poder local. Una noche dichos nobles fueron invitados a una fiesta y según entraban les iban cortando la cabeza uno a uno. Las cifras de muertos varían según los cronistas entre 700 a 5000 personas. Aquel día se recordó para siempre como la noche toledana. Lo más terrible es que por lo visto no se trata de una leyenda, sino que ocurrió de verdad!

¿Qué ver?

Solamente pasear por las empedradas callecitas toledanas ya es por sí mismo un espectáculo, pero si no quieres perderte lo más importante de la ciudad, te recomiendo seguir el siguiente itinerario:

  1. Alcázar de Toledo
  2. Plaza de Zocodover
  3. Puente de Alcántara
  4. Senda del Tajo o Ruta de Don Quijote
  5. Puente de San Martín
  6. Monasterio de San Juan de los Reyes
  7. Sinagoga de Santa María la Blanca
  8. Sinagoga del Tránsito
  9. Casa-Museo de El Greco
  10. Iglesia de Santo Tomé
  11. Catedral
  12. Cuevas de Hércules
  13. Posada de la Santa Hermandad
  14. Mirador del Valle

1.- Alcázar de Toledo

Es una fortaleza medieval situada en la parte más alta de la ciudad y uno de los lugares más emblemáticos de Toledo. Por su posición estratégica para defensa de la ciudad, fue utilizado con este fin por los numerosos pueblos que lo habitaron. El nombre se lo pusieron los musulmanes, Al Qasar que significa «fortaleza»
Es un enorme edificio rectangular que tiene sus orígenes en la época romana, aunque no fue hasta 1525 cuando el rey Carlos I llevó su corte a esta ciudad y reconstruyó el edificio con la forma que se puede ver hoy en día. Desempeñó un importante papel durante la Guerra Civil Española y actualmente alberga el Museo del Ejército y la Biblioteca de Castilla -La Mancha.

Horario de visita: de jueves a martes de 11h a 17h

Horario:Abierto de martes a domingo de 10:00 a 17:00h Lunes cerrado (incluso festivos)
Precio:Tarifa general: 5€
Tarifas reducidas consultar aquí

2.- Plaza Zocodover

Este nombre tan peculiar, procede del árabe y significa “Mercado de bestias de carga”. Es el centro neurálgico de la ciudad. En la época medieval en esta plaza se llevaban a cabo los autos de fe y las ejecuciones por la inquisición.

Actualmente, sus bares y terrazas son el centro de reunión de locales y visitantes

Cruzamos por el  Arco de la Sangre para bajar hacia el río Tajo por calles empinadas cruzando la muralla y llegamos al

3.- Puente de Alcántara

Era la principal entrada a Toledo en la época medieval. Es del siglo X aunque ha tenido varias reconstrucciones y reformas y tiene casi 200 metros de largo.

Artificio de Juanelo:  ideó una especie de noria con cubos y engranajes para subir el agua desde el río hasta el Alcázar, nada menos que 100 metros de desnivel y de esta forma convirtió a Toledo en la primera ciudad con agua corriente del mundo. Funcionó entre los siglos XVI y XVII.

4.- Senda del Tajo o Ruta de Don Quijote

Enlaza el Puente de Alcántara con el Mirador del Puente de San Martín y se puede hacer en cualquiera de las dos direcciones. El primer tramo (1,5kms) discurre por una senda con vistas al cañón del río. Tras la senda, unas escaleras nos conducen a  la Casa del  Diamantista, afamado orfebre al que se le encargó la realización de la corona que luciría Isabel II. Según cuenta la leyenda, el orfebre no encontraba  la inspiración para realizar la que tenía que ser la corona más espectacular  y una mañana encontró en su mesilla de noche el boceto de una corona preciosa, a los pocos días lo que encontró fue la corona a medio hacer y ya picado por la curiosidad, una noche fingió estar durmiendo y vio como unos duendecillos entraban y terminaban de realizar la corona más bonita jamás realizada, después los vio salir y sumergirse en el río, eran los Duendes del Tajo.

El segundo tramo de la senda, es asfaltada y tiene varios accesos para ver de cerca el río y también hay ruinas de antiguos molinos por los que todavía pasa el agua en la actualidad.

Hay patos, garzas, gansos y cormoranes.

El tercer tramo es un sendero de tierra que termina en el Mirador del Puente de San Martín del siglo XIII.

5.- Puente de San Martín

Se encuentra situado en el lado oeste de la ciudad y desde él se tienen unas vistas espectaculares de Toledo. Aunque es de origen medieval, se reconstruyó en el siglo XIV. Cuenta con cinco arcos, destacando sobre todo el central y dos torres almenadas en los extremos de 27 metros de altura. Una de ellas es del siglo XIII y la otra es del siglo XVI. En el lado derecho del puente, según lo vemos en la foto, está Fly Toledo, una tirolina,  la más larga de Europa dentro de una ciudad y cuesta 10€.  Horario: todos los días de 11:00 – 18:30h

Desde el puente de San Martín nos dirigimos de nuevo al centro de la ciudad buscando nuestra siguiente parada

6.- Monasterio de San Juan de los Reyes

El monasterio de San Juan de los Reyes, construido en 1476 por orden de los Reyes Católicos, es otro de los lugares más bonitos que visitar en Toledo. Los reyes lo hicieron con la idea de que albergase su panteón, pero al conquistarse Granada, decidieron construir su panteón en la Catedral de Granada, donde descansan desde entonces.

De estilo gótico isabelino, este edificio franciscano, impresiona por el claustro de dos pisos lleno de esculturas y elementos decorativos además de por su interior en el que se encuentra una iglesia con varios escudos y símbolos de los Reyes Católicos, así como un precioso retablo.
Una vez terminada la visita a este monasterio te aconsejamos volver al centro por la Calle Ángel, una de las más bonitas de Toledo.

Horario:Abierto todos los días de 10:00h 14:00 y de 15:00 a 18:45h. Los meses de octubre a febrero cierra a las 17:45h.
Precio:Tarifa general: 3€
Tarifas reducidas consultar aquí

7.- Sinagoga de Santa María La Blanca

Situada en el antiguo barrio judío, es uno de los lugares más interesantes que ver en Toledo. Este edificio religioso mudéjar, construido en 1180, fue utilizado durante más de 200 años como sinagoga, hasta que fue reconvertida en iglesia bajo la advocación de la Virgen en 1411.
Destaca su sobrio exterior que contrasta con un precioso interior de paredes blancas, pilares octogonales y arcos de herradura, que han servido como modelo para otras sinagogas de todo el mundo.
Horario: todos los días de 10h a 17:45h

Horario:Abierto todos los días de 10:00h a 18:45h Los meses de octubre a febrero cierra a las 17:45h.
Precio:Tarifa general: 3€
Tarifas reducidas consultar aquí

8.- Sinagoga del Tránsito

Otra sinagoga interesante, situada en el barrio de la Judería, es la del Tránsito del siglo XIV, que tiene un magnífico artesonado de madera y el interesante Museo Sefardí, en su interior.

Horario:martes a sábados de 9:30h a 19:30h y domingos y festivos de 10h a 15h. Lunes cerrado. Los meses de noviembre a febrero cierra a las 18h.
Precio:Tarifa general: 3€
Tarifa reducida: 1.50€ (grupos a partir de 8 personas que reserven a través de su website. Puedes ver más tarifas o incluso condiciones de acceso gratuito aquí )

9.- Casa – Museo de El Greco

Muy cerquita, en plena judería, se encuentra la Casa Museo de El Greco, donde se pueden ver grandes obras de estilo manierista del pintor como El Apostolado, San Bernardino o El Redentor. Esta casa o grupo de casas eran del siglo XVI propiedad
la la duquesa de Arjona. El Marqués de la Vega Inclán las adquirió a primeros del siglo XX para restaurarlas y convertirlas la casa museo del gran pintor que vivió efectivamente muy cerca de allí. Se divide en cuatro partes, la recreación de la casa del Greco entorno a un patio toledano de principios del siglo XVII, el museo con las obras del Greco, la sala de exposiciones temporales y las cuevas, que son una serie de galerías de ladrillo que se encontraban en el solar que adquirió el marqués. Tienen interés histórico porque es el único resto conservado del palacio de Samuel Leví, el tesorero de Pedro I de Castilla. Estas cuevas fueron el sótano y semisótano del palacio.

Horario:martes a sábado de 9:30h a 19:30h y domingo de 10h a 15h. Lunes cerrado.
Precio:Tarifa general: 3€
Tarifa reducida: 1.50€ (grupos a partir de 8 personas que reserven a través de su website. Puedes ver más tarifas o incluso condiciones de acceso gratuito aquí )

10.- Iglesia de Santo Tomé

Otro de los lugares que visitar en Toledo más imprescindibles es la Iglesia de Santo Tomé, donde se encuentra «El entierro del conde de Orgaz», una de las grandes obras maestras de Doménikos Theotokópoulos (El Greco).
Este óleo sobre lienzo que mide casi cinco metros de alto y que fue pintado por El Greco entre los años 1586 y 1588, representa el entierro de Gonzalo Ruiz de Toledo, señor de la villa de Orgaz, en esta iglesia.
Aunque no se pueden hacer fotos al cuadro, merece mucho la pena la visita para disfrutar de una de las grandes obras de arte de la ciudad.

Horario:Abierto todos los días de 10:00h a 18:45h Los meses de octubre a febrero cierra a las 17:45h.
Precio:Tarifa general: 3€
Tarifas reducidas consultar aquí

11.- Catedral

La Catedral  de Santa María es uno de  los lugares más impresionantes del mundo. Se construyó entre los siglos XIII y XV en estilo gótico. Los Reyes Católicos le otorgaron el título de Catedral Primada, que significaba que era considerada el  templo más importante de España.  Tiene 3 fachadas, la principal ricamente decorada y con una torre de 92 metros de altura, la Puerta del Reloj, que es la fachada más antigua y la Puerta de Los Leones, la más moderna. 

Si el exterior es espectacular, el interior lo es aún mucho más. Destacan la Capilla Mayor y su retablo, la Sala Capitular, la Capilla Mozárabe, las vidrieras, el Coro o el Tesoro.

Horario:De lunes a sábados de 10:00 a 18:30 Domingos de 14:00 a 18:30
Precio:Tarifa general: 10€
Tarifas reducidas consultar aquí Venta de entradas en la tienda de la catedral situada frente a la entrada principal de la misma.

12.- Cuevas de Hércules

Se encuentra en la C/ San Ginés,3. Junto a la catedral. Aquí estuvo ubicada la iglesia de San Ginés, del siglo XIII hasta mediados del siglo XIX. Es uno de los subterráneos más famosos de Toledo.  Lo primero que nos llama la atención es la fachada, repleta de multitud de restos visigodos. Podemos encontrar dinteles, conchas… aquí se puede ver el paso de los diferentes pueblos por la ciudad de Toledo.

Bajando por las escaleras de caracol encontramos los restos romanos, una cisterna de abastecimiento de agua de la época romana aproximadamente de mediados del siglo I d.C. en este mismo lugar hay restos de un templo visigodo y de una mezquita. Por lo tanto hay restos romanos, visigodos y árabes en el mismo lugar, pero es más famoso por la leyenda que os mencioné arriba.

Horario:De 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00h
Todos los días excepto sábados por la tarde, domingos y lunes.
Precio: Entrada gratuita

13.- Posada de la Santa Hermandad

Fue construida en tiempos de los Reyes Católicos y sirvió como casa, cuartel y cárcel de la Santa Hermandad de Toledo, institución creada por dichos reyes para perseguir a los delincuentes en poblados y caminos, unificando así diferentes hermandades que habían existido desde el siglo XI en los reinos cristianos. Se podría considerar el primer cuerpo policial de Europa. Poco a poco fue entrando en declive y desapareció en 1834. El edificio conserva parte de la primitiva estructura de finales del siglo XV así como la fachada, de estilo gótico-mudéjar, decorado con los escudos de los Reyes Católicos y los Austrias.

Tiene tres plantas, en la primera está el Salón del Tribunal, donde se realizaban los juicios a las personas detenidas.

En el sótano estaba la cárcel de la Santa Hermandad de Toledo. Esta cárcel estaba compuesta por cuatro celdas abovedadas y el acceso era por unas escaleras donde estaba situado un rastrillo, para que los presos no pudieran escapar

Visitamos este lugar de noche, que sin duda impresiona aún más. Aquí les infringían tremendos y terribles castigos con los instrumentos que están expuestos en este lugar y según nos contaron se han oído psicofonías e incluso en algunas fotos sacadas por los visitantes se ven espectros.

Horario:De lunes a viernes de 10:30 a 19:30h Sábados de 10:00 a 21:00h y Domingos de 10:00 a 22:00h
Precio: Entrada general: 5€

Para llegar a nuestra siguiente parada no hay mas remedio que coger el coche o subir en taxi.

14.- Mirador del Valle

Está muy cerquita del Parador Nacional y tiene unas vistas espectaculares de toda la ciudad y el río Tajo. Es particularmente bonito subir para ver la puesta de sol y por la noche para obtener imágenes nocturnas tan bonitas como esta.

Pincha en la foto para ver el vídeo donde muestro entre otros lugares, Toledo y el hotel que he descrito más arriba –>

Espero haberte ayudado a preparar tu visita a esta preciosa ciudad. Puedes dejarme un comentario si te ha gustado o si tienes alguna duda. Muchas gracias !!!

Excursiones desde Toledo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.